Fotos: Natalia Forero

En los Emiratos hay una isla que contiene la versión árabe de grandes museos de occidente y algunos propios. Su nombre: Saadiyat, que en español quiere decir “La isla de la felicidad”. El artista Adrián Gaitán escogió ese nombre para su última exposición en galería La Cometa.

La exposición emula un salón de té, perteneciente a un club de sobrevivientes en donde cada objeto del salón, habla de cada uno de sus miembros.

1

Los principales materiales utilizados para la exposición son derivados del petróleo. Por ejemplo: el poliuretano en las bolsas de los plásticos.

2

3

4

5

Algo muy interesante en la obra de Adrián es que tiene 2 puntos de vista: sus piezas son muy diferentes de cerca y de lejos. De lejos, pueden ser confundidos con un retrato barroco de Maria Antonieta con un elegante marco, cuando de cerca son una mancha de aceite distribuida en unas maderas recicladas

8

9

10

11

 

12

La carretilla tiene que ver con un concepto de Freud denominado “sentimiento oceánico”, que habla de la necesidad que nosotros los seres humanos tenemos de creer en un principio creador, sea lo que sea. Habla también de una época que, gracias a la explotación del petróleo, nos hemos quedado sin agua y las conchas y los caracoles es lo único que podemos ver y por eso ellos se aferran a esos recuerdos del mar y lo veneran.

¿Andrés Gaitán, exagera o tiene visiones muy claras de lo que será el arte en un futuro?

Captura de pantalla 2018-06-14 a las 6.11.12 p.m.

Captura de pantalla 2018-06-14 a las 6.11.41 p.m.

Captura de pantalla 2018-06-14 a las 6.13.58 p.m.

Captura de pantalla 2018-06-14 a las 6.13.52 p.m.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *