Escrito por: StopArt   |  Fotos por: María Isabel Restrepo  |  País: Colombia  |  Fecha de publicación:  Abril 29, 2016

128-2

S.A: ¿Qué distingue el espíritu de Nueveochenta de otras galerías?

C.H: Buscamos en hacer mucho énfasis en que la galería es un lugar de encuentro y de puertas abiertas, es una tarea que hacemos todos los días por romper ese paradigma de que la galería es un lugar excluyente, en que si alguien llega y no compra en una galería lo van a mirar mal, que da pena preguntar algo en una galería. Es algo que nos enfrentamos desde las ferias y aquí, entonces nos esforzamos por entender más a nuestro público no solamente como el público de “los coleccionistas”, porque creo que eso es una parte de nuestro público muy específica por cierto; nos interesa el público académico, nos interesan los estudiantes, nos interesan todas las personas que tengan algún tipo de inquietud por aproximarse al arte. Hay muchísimas maneras de aproximarse, y de entender a la galería como un lugar plural donde converge, y en donde discutimos y presentamos y compartimos lo que hacen nuestros artistas.

S.A: ¿Cuál es el proceso que sigue la galería para incluir un artista a su grupo de representados?

C.H: La galería hace un proceso bastante extenso antes de incorporar un artista a su programa que inicia con la revisión por lo menos a lo largo de un año y medio de los trabajos de esos artistas que nos interesan. Es una investigación durante 18 meses sobre lo que hacen los artistas. Si nos parece interesante y consecuente lo que hacen a lo largo de esta línea de tiempo, los invitamos a hacer un proyecto bien sea o en nuestra sala de proyectos o en el patio de la galería y después de esa experiencia de primer trabajo conjunto, empezamos a considerar el tema de representación exclusiva.

S.A: ¿Cómo ve el panorama para los artistas recién egresados ?

C.H: Yo creo que hoy para los artistas que salen, tienen una cantidad de posibilidades, de centros para mostrarse, y sobre todo tienen un medio que los acoge con mayor facilidad que hace veinte años cuando los espacios eran mucho más conservadores, mucho más orientados a artistas consagrados que tuvieran una gran trayectoria.

Y todo esto yo creo que casi a lo largo de estos últimos 15 año, ha ido dando la vuelta, y hoy lo que tenemos son espacios muy concentrados en lo alternativo, en los artistas jóvenes y casi esos artistas de carreras muy establecidas son los que han empezado a quedar hoy casi olvidados, relegados. Así que yo sí creo que para quienes se están graduando hoy hay una cantidad de chances también en tanto que durante estas dos décadas también ha habido una profesionalización del oficio galerístico que ha repercutido en darle mucho rigor a los espacios nuevos que hay y ha permitido que los artistas se enfrenten con reglas de juego mucho más claras. Y creo que hoy es un momento muy especial para la gente que se está graduando en términos de oportunidades y de visibilidad.

S.A: ¿Cuál es la importancia de la participación en ferias para la difusión de la galería ?

C.H: El tema de las ferias ha sido fundamental, creo que hoy la labor galerística es casi inexplicable sin el tema de acompañamiento que se hace en las ferias por que esta actividad permite crear nuevos mercados y esa es la tarea nuestra, creo que todos los galeristas trabajamos tanto por el mercado que tenemos como por el que no. Lo que nos interesa es justamente ampliar el radio de acción de nuestros artistas y en las ferias encontramos algo muy importante para eso: para llegar a otros mercados, para generar otras alianzas con otros espacios. Y gracias a eso en los próximos años vamos a tener un crecimiento sostenido, producto de lo que hace un tiempo comenzó ocurrir y es que el arte latinoamericano empezó a tener más movilidad, empezó a tener mucho más atención de parte de museos, de coleccionistas de afuera, de ferias…Yo creo que esa tendencia se va a mantener y creo que tenemos las condiciones (yo diría que sobre todo de sensibilidad, porque aún cuando el coleccionismo tenga que ver con un tema de tener necesidades económicas satisfechas, creo que por encima de eso, esto es un tema de sensibilidad, no un tema de plata) tenemos un mercado que tiene por crecer muchísimo porque hay una gran sensibilidad y un gran interés y es lo que estamos viendo, la tendencia en los últimos años ha sido de incorporación de gente nueva que quiere empezar a acercarse, que quiere empezar a coleccionar o a vivir con piezas de artistas de su generación, que hablan de problemas que a todos nos ha tocado vivir, que tiene una correlación inmediata con lo que ocurre cuando prendemos el televisor o salimos a la calle. Creo que esa sensibilidad empieza a crecer, va a continuar alimentando al mercado y vamos a seguir con cada vez un mejor posicionamiento de nuestros artistas aquí y en el resto del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *