Esteban Schimpf se cuestiona en su obra ¿Qué constituye una imagen?, ¿Puede ser completamente abstracta una obra de arte?, ¿Qué lugar ocupa el arte en la sociedad? ¿Puede el arte desligarse de la narrativa?, Y, en últimas, ¿Qué es arte?; En su ambicioso esfuerzo por contestar esta última pregunta, Schimpf responde como un hombre que lucha con su propia fe. “Mi respuesta es simple: naturalezas muertas, desnudos y paisajes”. “Ícaro y otras mitologías” pretende provocar gestos de suspicacia. Si bien no deberíamos creer en sus conclusiones, aunque él crea en ello fielmente, en un acto de reflexión reconoce “Creo ser un mentiroso. ¡Nunca confíes en un hombre que no se contradiga a sí mismo!”

Esta afirmación es el camino para entrar en su obra. Schimpf produce imágenes que re-edifican la disposición mental en un mundo contemporáneo de desilusión, conectividad, soledad digital y desarticulación radical del ser. Las fotografías de Schimpf documentan el exceso, la subversión frente a la ubicuidad de las pantallas y las transmisiones digitales; pero de manera más conmovedora aún, el descarrilamiento del Sueño Americano. En un mundo inundado de imágenes nos identificamos en la misma medida con nuestro reflejo en el espejo que con el “selfie” publicado en las redes sociales. Sin embargo, poca es la conexión física con otros porque aun cuando estamos con otras personas, pasamos mucho tiempo con la mirada fija en una pantalla. Esta condición del ser radicalmente fracturado también es universal, es aquello de lo que está hecha la mitología.

 

Fotos por: Esteban Schimpf   |  Texto por: Justin Polera   |    País: Colombia 
Fecha de publicación: Septiembre 27, 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *