“Tarde que se hace oro por el mundo
por las ruinas que estiran sus sombras
y rozan el futuro con la punta de los dedos

Tarde que pasas suave por las cosas
esas que quedaron después del cataclismo
del día que sobrevivimos antes de las 5

Tarde que me miras desde el árbol
desde el pasto, desde el perro dormido
pasas en puntillas, ligera por mis cejas

Tarde que apareces inclinada, fugándote
vienes del siglo XIX, William Turner,
después de la tormenta viene la calma

Tarde que se va mientras escribo
le diste sangre y ritmo al verso que avanza
detrás de ti van las palabras, descalzas, sin vestido”

– Mario Opazo.

Fotos: María Isabel Restrepo   |  Texto: Mario Opazo   |    País: Colombia 

Fecha de publicación: Agosto 10, 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *