La obra de Esteban Peña se desarrolla a partir del interés en los medios de producción y reproducción de la imagen, entendida como una dimensión representativa de la realidad, cuyo significado expresa una idea o un concepto más allá del objeto referenciado. En su trabajo más reciente, titulado “Creer para ver”, Peña continúa la investigación en torno al color que lleva desarrollando desde el 2006 y crea una serie de composiciones cromáticas –de la misma manera que lo haría una impresora– a través de la yuxtaposición de capas de colores básicos CMYK (Cian, Magenta, Amarillo y Negro). En esta muestra, que se compone de una instalación y nueve pinturas en mediano formato, Peña toma como referente instalaciones de luces, objetos icónicos en nuestra cultura popular que se utilizan en rituales modernos para conmemorar una fecha especial o para marcar una época del año.

En estas piezas, la función connotativa de la imagen se construye de la misma forma que se estructura un discurso, utilizando y combinando elementos de diferentes orígenes, según reglas comparables a las del lenguaje.

Para estas obras, el artista materializa el paso del tiempo a través de una serie de estrategias visuales que crean un espacio de contemplación que se conecta con el proceso de construcción de la imagen y la activación de la memoria. En la serie Coronas de luces, el artista representa la imagen de la luz emitida mediante el efecto luminoso de las bombillas sobre un plano oscurecido creado a partir de las múltiples capas de CYMK.

Los focos de luz están representados a través del contraste entre la luz que emiten las bombillas y las sombras generadas a partir del efecto de luminiscencia de las coronas, de tal forma que las capas de pintura oscurecen la superficie blanca del papel y la ausencia de pintura crea las part es más luminosas. Tanto en la instalación que se titula Un día es toda la vida, como en las coronas hacen referencia a lo cíclico y a los procesos vitales del ser humano que están marcados por una serie de rituales que nos ayudan a reconectarnos con ideas ancestrales en nuestra cotidianidad.

 

Texto: Daniela Cortés  |  Foto:  María Isabel Restrepo  |  País: Colombia
Fecha de publicación: Julio 19, 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *