La naturaleza  ha sido una fuente de inspiración para el arte a lo largo de la historia, los grandes maestros del arte clásico nos enseñaron a apreciarla desde distintas perspectivas. Hoy nos enfrentamos a una realidad diferente en donde el desastre provocado por el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales se han convertido en unas de las mayores problemáticas en el mundo.

Cada vez es más común ver a artistas que desde sus áreas de expresión crean obras inspiradas en este tema, algunos de estos proyectos buscan reaccionar ante el deterioro de la naturaleza y comprometerse con su conservación.

 

“WEATHER PROJECT” OLAFUR ELIASSON

FOTO1

 

Entre las instalaciones que buscan provocar una reacción física en el espectador generando ambientes, está la obra de Olafur Eliasson (Dinamarca 1967) quien trata sobre los fenómenos naturales, las leyes de la física y la percepción sensorial. Según Eliasson el tema del clima es el más frecuente en las conversaciones que tienen los ingleses, a partir de esta percepción hizo su instalación “Weather Project” presentada en el Tate Modern en 2003 que recreaba un clima artificial  y generaba una estrecha interacción con los espectadores.

 

“HOLOCENO” ALEJANDRO JAIME

FOTO2

El trabajo de este artista se centra en una propuesta poética del fin del mundo. Esta busca hacernos conscientes de la era geológica en la que vivimos desde hace 12,000 años  y que está llegando o ya llegó a su término. El Holoceno, la época geológica provocada por la desaparición de glaciares en el hemisferio norte, nos ofrece un clima estable y la formación de un ambiente adecuado para la supervivencia de la humanidad. Sin embargo, la actividad humana ha ocasionado cambios radicales en el medio ambiente del planeta, razón por la cual se argumenta que ya vivimos una nueva era denominada Antropoceno

 

 

“THE RISING TIDE” JASON DECAIRES TAYLOR

FOTO3

FOTO4

Esta instalación de esculturas bajo el agua tenía como objetivo llamar la atención sobre la permanente dependencia de los combustibles fósiles y el resultado del cambio climático. Estas figuras  de 3.3 metros de altura ocultas bajo el agua, aparecían y desaparecían dependiendo de las mareas en Vauxhall para reflejar  los efectos dañinos que generado la industria en el medio ambiente.

 

“NIMBUS” BERNDNAUT SMILDE

FOTO5

Mediante una combinación de niebla, humedad y control de temperatura calculada con precisión este artista crea esculturas etéreas, nubes reales que no duran más de 10 segundos. Smilde busca localizaciones con encanto como catedrales y trabaja con fotógrafos especializados en arquitectura para inmortalizar estas obras de arte efímeras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *