S.A: Hay algún statement detrás de los materiales elegidos para la exposición?

C.H: En esta exposición al igual que en todos los proyectos anteriores

Fernando hace una gran correspondencia entre el material y el soporte; y dado que todas las pinturas son imágenes de emoticones, que básicamente se han convertido en una especie de sustituto del lenguaje universal hoy por hoy, y en el lenguaje visual que más se usa en el mundo y habla de la inmediatéz, de la síntesis, de lo desechable, esa es la razón por la que él termina usando icopor como soporte para sus pinturas porque el icopor está altamente asociado justamente a lo desechable, a lo leve y a lo inmediato.

S.A: ¿Está esta exposición en un punto medio entre la pintura y la escultura?

C.H: No, creo que es un trabajo netamente pictórico. De todas formas hay una serie de reacciones químicas por efectos del tiner que hace que el icopor cuando recibe la pintura, hace que se altere y que se derrita. Eso hace que adquieran cierto grado de volumen, pero siento que es un trabajo que formalmente está estructurado en lo pictórico.

S.A: Cree que al tratar estas temáticas, el artista se está adelantando de alguna forma al arte de su tiempo?

C.H: Creo que Fernando nunca se ha adelantado a su tiempo, creo que ha sido un gran testigo de su tiempo y siempre ha estado muy sintonizado con lo inmediato donde busca contínuamente temas novedosos. Su obra siempre ha estado muy ligada al tiempo en el que se ejecuta y a fenómenos sociales  que dan cuenta de la escena que se vive en el momento en que se produce la pieza.

S.A: ¿Qué sensación transmite la exposición?

C.H: No creo que un emoticón sea tradicionalmente hermoso. Creo que lo que pasa con la muestra de Fernando es que es muy sorpresiva, creo que ningún espectador espera encontrarse con lo que se encuentra y eso tiene que ver con la repetición, con los formatos, con los materiales, tiene que ver con la manera en que los emoticones están dibujados y desdibujados por efectos de los procesos; y en esa saturación y en esa experiencia de estar en un salón flotando con centenares de ellos, ocurre -hablando desde mi experiencia personal- un recorrido muy divertido que llama la atención sobre esas cosas del día a día a las que nos enfrentamos y que nos afectan. Es como cuando uno tiene esos objetos cotidianos de gran familiaridad reiterados, se vuelve como una manera de re-descubrirlos, volver a verlos. Todos están cargados de una cantidad de significados.. y el hecho por ejemplo que algunos estén dispuestos en parejas, hacen que el espectador pueda pensar en distintos tipos de asociaciones. Pero creo que todo esto es desde una lectura muy personal.

S.A: Cuál es su relación personal con los emojis?

C.H: La relación que tengo con los emojis pues no es distinta a la de simplificar el tiempo de dictado. Y en algunos casos, dado que se han vuelto de alguna manera estándares, creo que sirven para enviar mensajes muy contundentes, e incluso jugando con posibles lecturas. ¿Mi favorito? Yo uso uno que no está en la muestra…

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>