S.A: ¿Por qué visitar “pinturas para la sala”?

C.H: Creo que el trabajo de Juan Rodríguez es fresco, espontáneo. Es una muestra que tiene un balance tanto en relación con la composición general y esto entendido en su manera de instalarse en el espacio como con los análisis formales que hizo Juan de las transiciones de luz que se generan en el lugar donde exhibe. Creo que esto visto desde problemáticas pictóricas es muy especial  por su carácter revelador.

S.A: ¿Qué otros referentes podemos encontrar de un trabajo como este?

C.H: Artistas que trabajan sobre la luz en el espacio hay muchísimos. Nos ha dicho el público que la paleta de Juan les recuerda a James Turell. Podríamos extendernos a decir que dado que usa muy sutilmente temas cromáticos, es un pintor, pero realmente es un instalador que utiliza luz natural algo que no está dentro de los límites de la “pintura tradicional”. Esa gradación de la luz y las reflexiones sobre las temperaturas de color de luz son las que se relacionan con ciertas inquietudes que muestra en la exposición Juan.

En esta muestra, todas las piezas tienen un grado de autonomía: cada una tiene un lugar que la motiva, si bien todas están orquestadas para funcionar de cierta manera en la sala, todas tienen un referente específico que habla de cómo la luz estaba bien sea en una pintura de Fra Angelico o en una fotografía que él toma en un cuarto en donde solamente hay una cortina, o en cómo la luz se filtra a través de un vidrio de seguridad…tiene todos unos orígenes específicos de fenómenos de luz en espacios puntuales que luego se organizan en el grupo de pinturas en relación con las situaciones lumínicas que tiene la sala de la galería.

 

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>